Open/Close Menu Hospital Universitario de Santander

El jefe de   la unidad de quemados de la E.S.E. HUS Carlos Enrique Ramírez, anunció que de las 20 camas que se tienen a disposición, ocho para niños y 12 para adultos, están todas ocupadas.

“Pienso que se está haciendo una campaña muy fuerte para evitar el uso de la pólvora en esta navidad y eso está muy bien, pero debemos seguir. La mayoría de casos que tenemos ahora es por líquido hirviente y por gasolina. El viernes pasado nos llegaron cinco pacientes, de una misma familia, quemados con gas”, aclaró.

En este sentido, el llamado de las autoridades de salud es a extremar las medidas de seguridad, especialmente en los menores, para evitar que las unidades colapsen, justo en estos tiempos donde las alertas se encienden por el uso indebido de la pólvora.

Sin embargo, lo que este reporte confirma es que hay un incrementó en los accidentes caseros por manipulación de gasolina, líquidos hirvientes y redes eléctricas y a eso también hay que prestarle especial atención. En los menores se tiene mayor incidencia en las quemaduras con líquidos hirvientes; mientras que en los adultos se debe a manipulación de electricidad y agentes inflamables.

© 2018 - ESEHUS